jueves, 10 de enero de 2019

8 maneras de ayudar a chicos con TDAH a superar un divorcio de sus padres

La tasa o frecuencia de problemas de pareja y separacion o divorcio esta duplicada en los pacientes adultos con tdah, el motivo son multiples causas, la impulsividad la discontinuidad laboral el caracter explosivo en muchas ocasiones son algunas de ellas. cada caso es especial. el caracter hereditacion del tdha, hace que tambien se tenga hijos con tdha. la pareja sin tdha, en muchas ocasiones se ve desbordad, ante la dificultad de manejar al hijo y la pareja.
Os paso una nota de publicada en Understood, sobre unas recomendaciones para ayudar a los hijos de tdha cuando los padres se han separado
Resultado de imagen de separación




    Los cambios que conlleva un divorcio afectan la estructura y la rutina necesaria para que prosperen los chicos con TDAH.
    Las limitaciones con el pensamiento flexible hacen particularmente difícil que los chicos con TDAH se adapten a nuevas situaciones.
    Ser consistente en ambos hogares es de muchísima ayuda para los chicos que tienen TDAH.

La experiencia de un divorcio es difícil para todos los niños y las familias. Pero puede que sea aún más difícil de enfrentar para los chicos con TDAH que para los otros chicos. Sus dificultades con la función ejecutiva pueden dificultarles manejar situaciones molestas o inquietantes. Esas dificultades incluyen:

    Problemas para manejar las emociones. Los chicos con TDAH pueden tener dificultad para manejar la tristeza, la ansiedad, el enojo o el duelo que ocasiona un divorcio.
    Concentrarse en exceso. Los chicos con TDAH puede que se enfoquen demasiado en algo y por lo tanto no se sobrepongan a los cambios importantes de la vida como es un divorcio. A menudo les cuesta superar las cosas.
    Problemas con el pensamiento flexible. Adaptarse a los cambios puede ser particularmente complicado. A menudo carecen de las habilidades del pensamiento flexible para “cambiar” y ajustar sus percepciones.

Es posible que no pueda evitar que su hija enfrente los muchos retos que conlleva un divorcio. Pero usted puede intentar hacer más llevadera esta importante transición. Estas son ocho maneras de ayudar a su hija a enfrentar el divorcio:

1. Acuerden un plan. Los horarios y las explicaciones contradictorias de lo que está ocurriendo pueden ser particularmente confusas para los chicos que tienen TDAH. Es importante que los padres que se están divorciando se pongan de acuerdo en lo que le dirán a su hija. Presentarse como un frente unido puede ayudarla a que se sienta menos fuera de control.

2. Hágale saber qué puede esperar. Hable acerca del hecho de que algunas cosas cambiarán como resultado del divorcio. No sature a su hija con toda la información a la vez, pero también evite esperar hasta el último momento. Describa los eventos que ocurrirán de acuerdo con la edad del niño.

Por ejemplo: “El sábado saldremos a almorzar. Papá llegará cuando estemos comiendo el postre y luego iremos a visitar su nuevo apartamento. Es un edificio de ladrillos rojos muy cerca de donde vive la abuela”.

3. Mantengan las reglas y sean consistentes en ambas viviendas. Puede que se sientan tentados a ser más complacientes en este difícil momento que atraviesa su hija. Pero lo que más necesitan los chicos con TDAH es tener una estructura. Tanto como le sea posible, mantenga el mismo horario para irse a la cama, las reglas en cuanto al uso del teléfono o la computadora y otras rutinas.

4. Proteja los rituales y los horarios. La vida de su hija se verá afectada en cierta medida. Pero haga lo posible por continuar sus actividades regulares: deportes, lecciones de música o reuniones con sus amigas. Mantener el mismo horario puede ayudarla a tener una sensación de normalidad en su vida diaria. Y si está tomando medicamentos para el TDAH, asegúrese de administrar la medicación a las horas establecidas.

5. Hable abiertamente de los sentimientos. Los chicos con TDAH pueden tener dificultad para manejar sus emociones. Pero una manera de ayudar es animarla a que exprese sus sentimientos y temores. Déle toda su atención. Intente escuchar sin juzgar, aunque sea difícil para usted poner sus sentimientos a un lado.

6. No ignore un comportamiento inaceptable. Es importante que ponga atención a sus sentimientos, pero también lo es que fije límites en lo que se refiere a conductas inaceptables. Por ejemplo, es comprensible que esté enojada, pero no está bien que empuje a su hermanita. Hablen acerca de cómo puede expresar sus emociones adecuadamente.

Puede que también quiera buscar servicios de terapia para su hija. Sería una buena idea en caso de que sus emociones parezcan fuera de control o si ella no expresa lo que siente.

7. Sea sensato con su vida romántica. Los chicos con TDAH pueden apegarse rápidamente a las nuevas parejas de sus padres. Eso en parte se debe a la pérdida que han experimentado. También es mucho más complicado para ellos cuando esas relaciones se terminan. Evite involucrar a personas en la vida de su hija hasta que usted se sienta seguro de que es una relación sólida.

8. Haga hincapié en que el divorcio no es su culpa. Mucho niños suelen tomar de manera personal el divorcio de los padres, pero los chicos con TDAH son más propensos a hacerlo. Asegúrele que el problema fue entre sus padres y que nadie la culpa de lo que ocurrió. Traten de ser amables entre ustedes cuando estén en presencia de su hija. Y no utilicen a su hija como un “amplificador” de sus dificultades al divorciarse.

La conmoción que conlleva el divorcio puede que sea más difícil de manejar para su hija. Asegúrele que siempre podrá contar con usted (y su otro padre) y que la ayudarán a adaptarse a cualquier situación que se presente.

Obtenga más información acerca de por qué muchos chicos con TDAH tienen dificultad para controlar sus emociones. Conozca las señales de la depresión y la ansiedad, las cuales ocurren a menudo en chicos que tienen TDAH. Y lea otras sugerencias para ponerse de acuerdo con su expareja en cuanto a la educación de su hija.
Puntos clave

    Continúe con las actividades regulares de su hijo para darle una sensación de normalidad. Estas incluyen los deportes y otras actividades extracurriculares.
    Hágale saber qué esperar y prepárelo lo mejor que pueda para los cambios.
    Asegúrese de que tanto usted como su expareja sigan el mismo horario para la medicación del TDAH.