miércoles, 18 de agosto de 2010

COMO ORGANIZAR EL TIEMPO


Tempus fugit

Es una expresión proveniente del latín con el significado «El tiempo se escapa» o «El tiempo vuela» invitando a no perderlo. ... Los adultos que padecen TDA/H con frecuencia tienen dificultades para manejar el tiempo y planificar. Estas dificultades son un ejemplo de cómo el TDA/H deteriora las funciones ejecutivas del cerebro.

Las funciones ejecutivas pueden ser descritas como los procesos cognitivos de más alto orden del cerebro, que regulan y manejan las actividades de aprendizaje y la conducta. Al igual que el director de una orquesta la guía y la dirige, las funciones ejecutivas guían y dirigen los pensamientos y acciones de un individuo1,2. La memoria de trabajo (que mantiene en la memoria la información que se acaba de ver o escuchar), la organización y el sentido del tiempo son tres funciones ejecutivas importantes, fundamentales para la capacidad del cerebro de manejar el aprendizaje y la conducta. Los individuos con TDA/H tienen dificultades con esas tres funciones ejecutivas y, como resultado, con frecuencia tienen:

1º pocas habilidades de manejar el tiempo,
2º podrían tener dificultades para cumplir con sus responsabilidades en el trabajo y el hogar.


Un método para resolver los problemas con el manejo del tiempo es utilizar un planificador o agenda) El uso efectivo de una agenda o planificador como puede ser una PDA, la agenda del telefono móvil, puede ayudar al adulto con TDA/H a compensar los déficits en las funciones ejecutivas al ayudarlo a manejar el tiempo, recordar responsabilidades, y mantenerse organizado.

Muchos adultos con TDA/H, por el propio tdah, tienen dificultad para tener un buen uso o un uso efectivo y practico de la agenda personal , han tenido muchas experiencias fracasadas con el uso de agendas, lo que los lleva a considerarlas como algo altamente antipático o incluso inútil. Con frecuencia, no han tenido éxito usando la agenda porque no lo han hecho de manera correcta. Vamos a ver unas recomendaciones o estrategias para usar un planificador (agenda, PDA, Móvil) de manera eficaz, planificar efectivamente, y dar seguimiento a los compromisos.

PASO A PASO

Vamos a dividir en una serie de pasos. Cada paso debe llevarse a cabo individualmente, y debe ser practicado durante al menos una semana antes de comenzar el siguiente. Si un paso particular tarda más de una semana en convertirse en un hábito regular, practíquelo por 2 ó 3 semanas antes de iniciar el siguiente.
Incluir refuerzos positivos o recompensas podría resultar útil para un aprendizaje exitoso de cada paso.
Identifique a un amigo o cónyuge que le sirva como su "entrenador de planificación". (Coaching) Revise esta hoja con su entrenador, y discuta cada paso antes de llevarlo a cabo. El papel del entrenador es recordarle practicar cada paso y vigilar el progreso general. El entrenador debe alentarlo por sus esfuerzos y proveer retroalimentación constructiva (estimular psositivamente y no crítica ni severa) sobre cualquier error y debe animarlo a recompensarse a sí mismo al final de cada semana. Es decir estimular con refuerzos positivos, valorando lo que se ha progresado, frente a los fracasos. El entrenador debe ser una persona que se enfoque en lo positivo, felicite los éxitos y lo anime a continuar con el paso siguiente, y no una persona que critique los fracasos o el logro imperfecto de cualquiera de los pasos.


1. Seleccione un planificador diario compatible para que sea su único calendario de planificación.

Da igual el soporte fisico que el paciente con TDAH quiera usar, una agenda, la agenda del movil, una PDA, eso depende del gusto y posibilidades que tenga .
Es aconsejable solo tener una agenda, agenda unica personal, para el trabajo etc. Aunque puede en ciertas ocasiones tener una exclusivamente para el trabajo, si este lo demanda realmente, dependiendo pues del tipo de trabajo y de las relaciones personales que el trabajo genere, pero siempre de forma excepcional.

Como mínimo, un planificador diario es un artículo que incluye un calendario, espacio para escribir listas de cosas "por hacer", y guia de telefonos o de contactos, con sus números telefónicos, direcciones y otras informaciones básicas de identificación y referencia. Puede ser una agenda personal o una PDA personal. Los planificadores electrónicos tienen una variedad de ventajas. Son compactas; proveen recordatorios audibles (alarmas) que pueden servir de ayuda para el manejo de la memoria; pueden clasificar, organizar y almacenar mayor cantidad de información de manera eficiente en el caso de no terner posibilidades de tener una PDA hemos de tener en cuenta los telefonos moviles son un buen recurso , ya que tienen agenda y avisador de citas.


Su planificador debe ser su única agenda/calendario de planificación para todo lo que hace (o sea, para el trabajo, el hogar y los asuntos personales). Usar agendas/calendarios separados en la casa y la oficina podría resultar confuso y abrumador. Inevitablemente se olvidará de transferir lo que escribe de una agenda a otra, y faltará a citas o compromisos importantes.


2. Encuentre un solo lugar para guardar el planificador que sea accesible.

El próximo paso es comenzar a guardarlo en un solo lugar de fácil acceso en la casa y el trabajo, de manera que siempre sepa dónde encontrarlo. (lugar fijo) El lugar debe ser claramente visible desde cierta distancia, incluso en una habitación revuelta o un escritorio desordenado. Algunos lugares convenientes podrían ser al lado del teléfono, en una
mesa al lado de la puerta de entrada, o sobre el escritorio de la oficina. Si es el móvil, el lugar es siempre llevarlo encima. (existen fundas de movil que va sujetas al cituron del pantalon)


3. Escriba las cosas básicas en el planificador diario.

Guia de telefonos con los nombres, direcciones y números telefónicos más comunes que usa. Escríbalos en orden alfabético, teniendo un mismo criterio, ejemplo el apellido, pero no anotar por nombres unos y otros por sus apellidos, ya que dificulta su búsqueda.

4. Lleve el planificador consigo todo el tiempo.
Ahora que su planificador tiene algo de información, debe llevarlo consigo todo el tiempo. "Todo el tiempo" significa siempre que salga del auto para entrar a una tienda, o siempre que deje su escritorio para ir a una reunión. De esta forma podra actualizarlo y anotar notas en cualquier momento, si no es así tenderá anotarlo en un papel suelto el cual no se acordará de psarlo a listen de teléfonos o de notas, por lo consiguiente perdiendo la efectividad de la agenda

5. Revise su planificador con regularidad.
Muchos adultos que padecen TDA/H escriben cosas en sus planificadores, pero raras veces miran lo que escribieron; en su lugar, confían en su memoria, con desastrosas consecuencias. Antes de poder usar un planificador como agenda/calendario o para listas de cosas por hacer, debe desarrollar el hábito de revisarlo periódicamente. Comience revisando el planificador un mínimo de tres veces al día: una vez por la mañana para planificar o revisar los eventos pendientes del día, una vez al mediodía para realizar cualquier corrección pertinente y refrescar su memoria sobre los eventos que quedan para ese día, y otra vez a la noche, para planificar o revisar los eventos del día siguiente.

Hay varias maneras de recordar revisar su planificador. Primero, puede programar la alarma de un reloj de pulsera o las alarmas de un planificador electrónico para que suenen a intervalos regulares cuando desea revisar su planificador. Segundo, puede asociar la revisión de su planficador con actividades habituales que hace a aproximadamente a la misma hora todos los días, como comer, vestirse por la mañana o alistarse para dormir a la noche, o entrar o salir de la oficina. T
ercero, dejar notas como recordatorios en lugares estratégicos (el escritorio en la oficina, el espejo del baño, en el tablero o picaporte del auto) puede ser útil para recordarle revisar el planificador. Las PDA tienen un apartado de notas y tareas pendientes por hacer que siempre salen en la pantalla inicial, las cuales tienen que ser borradas o marcadas como realizadas para no salir de nuevo

6. Use el planificador como su agenda/calendario para todo.
Ahora está listo para usar su planificador como agenda/calendario. En un papel aparte, haga una lista de todas las citas que tiene planificadas para cualquier momento en el futuro. Luego, escriba esas citas en los lugares destinados al horario correspondiente de las páginas del planificador de los días y meses en cuestión. Revise las citas programadas para ese día cada vez que consulte su planificador. Durante el día, escriba las cita adicionales tan pronto como la programe.

Usar bolígrafos de distintos colores para distintos tipos de cosas en su calendario (por ejemplo, rojo para citas, azul para actividades de trabajo y verde para eventos familiares) le permitirá reconocer distintos tipos de eventos mientras recorre la página con la mirada. Si su familia es muy ocupada, use colores diferentes para las actividades de cada miembro de la familia.

7. Use su planificador como un "almacén cerebral" para capturar sus ideas.

Los adultos con TDA/H experimentan un flujo constante de ideas que inundan sus mentes. Con frecuencia, se frustran por no poder recordar esas ideas cuando las necesitan. Usar la agenda como un "almacén cerebral o almacén de notas” resuelve ese dilema. Ya que transporta su agenda todo el tiempo, practique escribir cualquier idea que desee guardar tan pronto como se le ocurra. Escríbalas en las páginas en blanco de la agenda o en la sección de la agenda para la lista de cosas por hacer del día. Si halla que le vienen muchas ideas importantes en momentos en que es imposible escribirlas (por ejemplo, en la ducha o mientras conduce), considere llevar una pequeña grabadora digital. Dicte sus ideas en la grabadora y transcríbalas a su agenda más adelante ese día. Las PDA de bolsillo tienen grabadoras digitales incluidas.


8. Haga una lista diaria de cosas por hacer y revísela con frecuencia.

Sólo debe comenzar a hacer su lista diaria de “cosas por hacer" después de haber experimentado con éxito el uso de su planificador como agenda/calendario. La mayoría de los planificadores tienen un lugar al lado del calendario para las cosas "por hacer" de cada día. Durante la primera revisión de su planificador por la mañana, haga una lista de todo lo que necesita hacer ese día. Use sus notas del "almacén de notas" para ayudarlo a hacer la lista. Mantenga la lista relativamente corta, con más o menos 5 a 8 ítems, de manera que pueda tener éxito en completarlos todos. Sea realista sobre lo que puede lograr en un día, y recuerde programar algo de tiempo para usted mismo incluyendo una actividad u horario personal como uno de los ítems. Escriba acciones específicas en lugar de conceptos imprecisos. Por ejemplo, "comprar flores para mi esposa" es un ítem más específico que "ser amable con mi esposa".
Examine la lista y asigne los ítems a fechas y horas particulares en el planificador. Intente completarlos según lo programado; para ello, revise la lista con frecuencia. Marque todos los ítems completados, y revise los ítems que permanezcan pendientes.

Al final del día, examine la lista. Si ha completado todos los ítems de la lista, felicítese a usted mismo. No se desanime si no completó todos las notas sin terminar, póngalos, los pendientes en la lista del día siguiente. Sin embargo, si tiene muchos ítems sin terminar, evalúe si tiene expectativas poco realistas sobre cuánto puede hacer. Analice los ítems sin completar y qué cosas impidieron que hiciera todo lo de su lista (llamadas telefónicas, otras interrupciones, falta de tiempo, no tener todo lo que necesitaba para hacer la tarea, crisis inesperadas). Pensar de esta forma lo ayudará a volverse más realista sobre lo que puede lograr en un día. Disminuya sus expectativas o encuentre otros métodos para completar las tareas, tales como delegar, lograr mayor eficiencia o eliminar tareas.


9. Organice su lista de cosas "por hacer" según sus prioridades y actúe de acuerdo a las mismas.


Hay muchas maneras de organizar la lista de “cosas por hacer" según las prioridades. Una manera es numerar todos los ítems de la lista en orden de prioridad. Otra manera es clasificar cada ítem en una de tres categorías: "fundamental", "importante", y "hacer sólo si hay tiempo". Elija el método que vaya mejor con su estilo, y comience a organizar su lista de cosas por hacer según las prioridades.

A menudo, los adultos con TDA/H tienen la tentación de ignorar las prioridades, y podrían necesitar estrategias para mantenerse en curso. Programe las alarmas de su reloj de pulsera, agenda electrónica, software de manejo de tiempo en la computadora, o buscapersonas para que suenen a intervalos regulares como señal para revisar si está cumpliendo con el seguimiento de sus prioridades. Hable con usted mismo como ayuda para evitar las distracciones. Entrénese para repetir recordatorios como
"tengo que evitar distraerme", "tengo que seguir mis prioridades" y "no lo dejes ahora, casi terminas". También asegúrese de estar tomando una dosis efectiva del medicamento que dure el día completo. Vea la página Lo que sabemos sobre medicamentos para más información sobre la determinación de una dosis efectiva.


10. Realice una sesión diaria de planificación.
Para cuando haya completado los primeros ocho pasos, estará conduciendo sesiones de planificación diaria "ad hoc" en las que construya y organice por prioridad su lista diaria de cosas "por hacer".como hemos dicho anteriormente. Ahora es el momento de formalizar este proceso con el nombre de "planificación diaria". Considere la hora para construir y organizar por prioridad las listas como su sesión de planificación diaria. La meta de esta sesión es planificar las actividades del día siguiente y desarrollar un plan de ataque para llevarlas a cabo. Además de asignar prioridades y revisar los horarios, la sesión de planificación es el momento de considerar exactamente cómo logrará cumplir cada tarea. ¿Qué materiales necesitará? ¿A qué personas tendrá que consultar? ¿Qué obstáculos es probable que encuentre? ¿Cómo puede vencer esos obstáculos? Plantear y responder estas preguntas facilitará el proceso de asignar prioridades a los ítems de su lista de cosas "por hacer". La sesión de planificación proveerá un mapa mental que lo guía a llevar a cabo las tareas de la lista.

Cuando haya alcanzado este punto en el programa, ¡felicítese! ¡Ha dominado los pasos básicos de usar un planificador para manejar el tiempo! Continúe siguiendo estos pasos. A medida que transforme en una costumbre, considere intentar el último paso, que cierra la brecha entre la planificación a corto y a largo plazo, pero tenga en cuenta que es más desafiante y que podría requerir la ayuda de un entrenador de TDA/H o un terapeuta.


11. Genere una lista de metas a largo plazo

luego, divida dichas metas en piezas pequeñas y manejables, y asígnelas a sesiones de planificación mensuales y semanales.
Primero, genere una lista de todas las metas a largo plazo. Estas son metas amplias que deben lograrse luego de varios meses y años. Luego, tome una meta a la vez y divídala en piezas o metas intermedias pequeñas que puedan ser logradas en el término de un mes. Asigne una meta-intermedia a cada mes del año. A principio del mes, lleve a cabo una sesión de planificación mensual en la que decida cómo lograr la meta -intermendia durante el transcurso del mes. Asigne varias tareas a cada semana del mes. Al principio de cada semana, lleve a cabo una sesión de planificación semanal en la que decida cómo asignar aspectos de la meta-intermedia de esa semana a las listas de tareas diarias para la semana completa. Durante cada sesión de planificación diaria, planifique los detalles de la tarea asignada que realizará ese día.



Resumen

En esta nueva entrada de este blog, hemos descrito un método paso a paso para aprender a usar un planificador para m
anejar el tiempo de manera efectiva y aumentar las funciones ejecutivas inherentemente ineficientes en los adultos con TDA/H.

Siga cada paso durante al menos una semana, recompénsese a sí mismo al final de la semana por practicar las técnicas de planificación diaria, e identifique a un amigo como entrenador de planificación para que le dé apoyo y estímulo por sus esfuerzos.


Algunos adultos con TDA/H podrían encontrar que incluso el método paso a paso descrito aquí es difícil de seguir. Si encuentra que no puede cumplir las directrices presentadas aquí, no se dé por vencido. Tal vez tenga que dividir el proceso de aprendizaje en pasos aún más pequeños. Tal vez necesite ayuda para vencer barreras emocionales que provienen de toda una vida de experiencias de fracaso antes de poder usar un planificador con éxito. Tal vez necesite fuertes sistemas de apoyo y la guía de un profesional capacitado. Consulte a un profesional, como un entrenador de TDA/H o un terapeuta familiarizado con el TDA/H en adultos, y muéstrele esta hoja. El profesional podrá personalizar los pasos a su situación particular, de manera que pueda experimentar éxito en el manejo del tiempo con el uso de un planificador diario. Para más información sobre cómo seleccionar un entrenador apropiado, vea la página Lo que sabemos sobre el entrenamiento.
FOTOS DE ESTHER CABALLERO PAINO