martes, 23 de febrero de 2016

Control emocional en el tdah


Dentro de la triada básica o nuclear del tdah, junto a la falta de atención mantenida y la hiperactividad esta la impulsividad.  La impulsividad en el paciente con tdah va a ser un factor importante en el control emocional  que nos genera ese carácter mas o menos explosivo de estos pacientes. La impulsividad, en mi experiencia personal tiene una misma forma clínica en los pacientes adultos con tdah, pero en unos pacientes a otros tienes unas características peculiares, cada paciente es un mundo, pero he comprobado que existen ciertos perfiles  asociados a cuadros comórbidos, por ejemplo el tdah asociado a consumo de tóxicos tiene una elevada impulsividad motora, y una impulsividad alta en impulsividad no planeada  que he podido explorar con el test de impulsividad de Barrat. Los pacientes con trastornos de la conducta asociados como trastorno oposicionista desafiante o trastorno antisocial o disocial de la personalidad, tienen una elevada impulsividad motora.  En general los pacientes con tdah tienen elevadas la impulsividad cognitiva, motora y no planeada. Pero volviendo al tema que abordamos la impulsividad cognitiva, motora y no planeada afecta a control emocional en el paciente adulto diagnosticado de tdah. Hacen que en mayor o en menor grado tenga un carater explosivo en decimas de segundos para una gran mayoría de los pacientes en otras decimas de segundos volver a la normalidad. Pongamos un ejemplo que en la consulta he observado con gran frecuencia. Una familia van a salir de cervezas a la calle, nuestro paciente con tdah no encuentra las llaves del coche ( por ejemplo) está seguro que las había puesto en tal sitio, puede que el sitio no fuera en correcto y alguien de la casa las cambio de sitio o puede que el cree que las puso y en verdad se las dejó cuando con prisa al entrar en la casa se las dejó en el WC. Esta situación de una vez mas no encontrar algo que busca hace que de forma explosiva salte con enfado gritos y malos modos, al minuto se encuentra las llaves, no vamos a entrar en más detalles, el caso es que nuestro paciente desde un estado de ira pasa a la tranquilidad habitual y pretende salir ir de cañas como si no hubiese pasado nada aunque ya el resto de la familia, la situación explosiva vivida, le ha quitado las ganas de salir a tomar cervezas.
La explosión de rabia de nuestro paciente una vez mas ha roto el encanto y ya no es igual. Esta situación se puede dar en el trabajo en el conducir etc. La labilidad emocional con explosiones de ira es frecuente en estos pacientes.

AFRONTAMIENTO DE LA IRA
Unos de los objetivos que nos ponemos con nuestros pacientes es ayudarles a manejar sus sentimientos para así  facilitar una regulación emocional. Por ello lo primero  e importante, que nunca me casaré de decir es la psicoeducación, es decir  que el paciente con tdah sepa que es el tdah, en que consiste,  cuales son la  triada básica (impulsividad, falta de atención e hiperactividad),  cuales son los problemas comórbidos asociados, como le afecta a los pacientes y en especial como le afecta a él. Es el principio del tratamiento. Esto nos ayudara a modificar ciertas conductas a modificar pensamientos erróneos que de él mismo se tiene y que es la causa de muchas de las veces de esa falta de autoestima. Que nos cuente situaciones de explosión de ira  con la finalidad de enseñarle a buscar las situaciones desencadenantes de rabia o ira 

 La principia dificutlad como hemos visto en el paciente adulto con tdha para el control emocional es la rabia, La rabia puede ser un mecanismo adapatativo y en algunos casos de defensa, no se trata de anularla sino de contenerla es decir enseñarle al paciente a gestionar bien sus emociones
Para el control emocional vamos a fijarnos en estos puntos
  • ·         Análisis de la situación, pensamientos, conducta, reacciones.
  • ·         Manejo de la impulsividad y frustración
  • ·         Tiempo de espera
  • ·         Evitar respuestas impulsivas precipitadas


ANALISIS DE LA SITUACION

Se ha de identificar cuáles son las desencadenantes  o en que situaciones son las que nos lleva con facilidad a enfadarnos. Aquí nos podemos encontrar tres tipos de desencadenantes o causas

1.       SITUACIONES DESENCADENANTES. Ejemplo aquellas que nos lleva a una frustracion por no haber conseguido un objetivo, o situaciones que no aceptamos y nos frustran como recibir una critica.

2.       DESENCADENANTE INDIRECTOS Sentir que nos han tratado de forma injusta, creer que las cosas deberían ser diferentes

3.       DESENCADENANTES EMOCIONALES  Esos momentos o eso días que no queremos ni vernos, que sabemos que es mejor que no se nos cruce nadie por delante ya bien sea por estar casando, por sentirnos mal por algo que no hemos hecho bien  estas triste etc.


SEÑALES DE ALARMA
Son aquellas reacciones previas al acto de ira o de impulsividad  cuando uno está enfadado o con mala disposición , estas señales de alarma pueden ser de cualquier tipo desde palpitaciones, o que poco a poco vamos subiendo el tono de voz, y no dejamos a nuestro interlocutor ni justificarse,  o calor y rubor en nuestras mejillas etc.

AUTOINTRUCIONES DE CONTROL
Cuando nos vemos ante una situación en la que sabemos que vamos explotar, hemos de aprender a darnos instrucciones internas para manejar la situación y el control emocional, que van desde contar antes de responder, danos autoinstrucciones como “no tomes decisiones en calinte” “cuenta hasta diez antes de saltar” “tómatelo con clama no es buen día” etc

PENSAR LAS CONSECUENCIAS DE NO CONTROLAR LAS EMOCIONES
Pensar en las consecuencias si actuamos de forma impulsiva o en caliente

PENSAR ANTES DE ACTUAR
Pensar en las consecuencias negativas de enfadarse y en las cosas positivas cuando manteneos el control por ello antes de actuar pensar en diferentes opciones antes de actuar.

HACER UNA CTIVIDAD QUE NOS DISTRAIGA O EVADA 
El enfado es una alarma que nos indica que algo no nos gusta y hemos de arregla, una opción puede ser hacer una actividad  para tranquilizarnos en ese momento que estamos apunto de explotar, desde hacer un paréntesis y fumar un cigarro ( esta mal que lo diga siendo medico)  a salir a fuera y respirar aire mientras daos una vuelta al mismo tiempo que nos daos autointruciones, como hemos visto antes



EJERCICIO 
Para el control de las emociones en especial de las frustraciones te recomiendo este ejercicio.
Piensa en esas situaciones en las que te has sentido frustrado, describes de forma breve, apuntalas en un papel y reflexiona acerca de las expectativas  que tenías  y porque surgieron a tu entender las frustración  y cual fue tu reacción. Ahora intenta citar otras opciones más reflexivas que podías haber tomado y las consecuencias si la hubieras puesto en marcha. Reflexiona tranquilamente como viste la situación, si la respuesta fu apropiada o exagerada si su tu interpretación fue errónea y tu sentimientos exagerados con una reacción poco proporcionada  y que habrías conseguido si hubieses tendido una actitud más controlada.  A continuación te pongo esta tabla para hacer este ejercicio de reflexión

SITUACION FRUSTRANTE
DESEO EXPETATIVA FRUSTADA
RESPUESTA A LA FRUSTRACION
RESPUESTA ALTERNATIVA





















Te adjunto a continuación seis técnicas para el control de la ira que he encontrado y te podrían servir


5 Técnicas fáciles para controlar la ira



Es verdad que todo el mundo puede enojarse de vez en cuando, pero el problema

Relajación

Las terapias o métodos para relajarte te vendrán de maravilla para bajar la tensión y el enojo, así como también los pensamientos o sentimientos que te llevan a sentirte de esa manera. ¿Cómo puedes relajarte? Haciendo meditación, por ejemplo,   tai chi o yoga. Cierra los ojos, respira profundamente por la nariz y trata de no pensar en nada. ¿Crees que es muy difícil? No importa, al menos inténtalo y verás como empiezas a estar más relajado.

Actividades depurativas

El ejercicio físico nos ayuda a eliminar la ira de manera natural. Pero atención, que no todos los deportes o disciplinas sirven. Si no eres del tipo atleta no te preocupes, siempre encontrarás una actividad que te ayude a liberar las tensiones y a disfrutar al mismo momento. Puedes practicar algun deporte como  boxeo, alguna arte marcial (judo, taekwondo, kickboxing), por ejemplo. O simplmente andar en bicicleta o dar un paseo  que  te ayude a evitar un cuadro de ira.
Si te das cuenta que tu enojo va en aumento, sal a pasear y a tomar aire. Cuando estés en la clase de gimnasia, enfoca tus energías a eliminar todo aquello que te hace enojar (puedes pensar en tu jefe, en tu suegra o en quién te chocó el coche).

Conoce el problema

Una buena manera de eliminar la ira en exceso de nuestro cuerpo es afrontarla. Esto quiere decir, buscar en el fondo de nuestro interior cuáles son las causas de esta furia o de esa reacción. Tal vez no te hayas dado cuenta qué es lo que te molesta o bien necesitas hablar del tema, ya sea con un terapeuta o con la persona que genera estos sentimientos. Debes estar enfocado y pensar que todo tiene solución.
Si la situación está fuera de control, no te preocupes porque no vale la pena. Si puedes mejorarlo o cambiarlo, entra en acción. Pide una cita en el psicólogo si crees que no puedes solo con tu ira, él sabrá cómo ayudarte mediante diferentes técnicas o simplemente por el hecho de escuchar cómo te quejas de tus problemas (porque desahogarse es una excelente manera de liberar las tensiones también).

Racionaliza la situación

Cuando la ira empieza a dominarnos, no podemos pensar claramente. Esto es realmente un problema que, como todo, tiene solución. En primer lugar, debes tratar de evitar dos palabras: “nunca” y “siempre”, porque estarás justificando tu enojo y no darás lugar a solucionar lo que ocurre. Cambia el “siempre me enojo cuando llego tarde” o el “nunca puede estar sereno en un embotellamiento de tránsito” por un “haré lo posible por serenarme la próxima vez que no llegue a tiempo o que quede atascado en la carretera”.

Mejora la comunicación

Algunas veces, nos enojamos porque la frustración se apodera de nosotros. Si hablamos con una persona en más de una ocasión y las cosas no salieron como queríamos, no siempre es la culpa del otro, quizás somos nosotros los que no podemos explicar bien lo que deseamos. Escucha con atención lo que dices, pregunta al interlocutor qué ha comprendido de tus palabras, responde las dudas hasta que todo quede aclarado. Esto evitará muchos problemas.



3 comentarios:

cristian rodriguez dijo...

gran articulo espero que me sirva por que es mas difícil de lo que parece en el momento de explosión no hay mucho tiempo de reacción pues sale de dentro, no lo espera pues la mayoría de veces (en mi caso) no tiene ni que haber un motivo de antemano sino no que la respuesta o la pregunta no son las que esperas o crees que deberían haber dicho o hecho.
Es una historia pues cuando eres mayor y te lo diagnostican, ya es difícil quitar los habitos.
Pero como padre debo demostrar cada dia que si puedo controlarlo.
gracias y sigue con estos articulos

JUAN ANTONIO ARANCE MALDONADO dijo...

Tienes razon Crsitian, los tdah tiene un alto grado de impulsividad, en todas las areas, impulsividad cognitiva que os lleva a contestar antes de que terminen de hacerte la pregunta, impulsividad motora ( acion reacion) y la impulsividad no planeada que podriamos definirla como " en corto circuito". que es esta ultima talvez a la que te refieres tu. De la triada del TDAH (FALTA DE ATENCION, HIPERACTIVIDAD E IMPULSIVIDAD) la impulsividad es la unica que realmente el paciente adulto con TDAH puede modificar solo. Como? con tecnicas de control de impulsos, con tecnicas que aumente la voluntad.Por otro lado como biendices tu, "Es una historia pues cuando eres mayor y te lo diagnostican, ya es difícil quitar los habitos." respecto a esto he de decirte que no es asi, la parte impulsiva conductual es aprendida, es como un relfejo impulsivo aprendido que siempre no he controlado y ahora de adulto sigues haciendolo, pues de la misma forma que aprendiste ese habito desbes "desamprenderlo" se puede !animo!

Blogger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.