sábado, 2 de enero de 2010

TERAPIA FARMACOLOGICA Y TERAPIA COGNOSCITIVA

La valoración de seguir o no tratamiento farmacológico en un adulto recién diagnosticado va a depender de la comorbiilidad que este presente en el momento de su diagnostico y de la afectación sintomatología del TDAH en su vida diaria. De la misma forma también es interesante valorar los mecanismos de defensa o recursos que de forma innata el paciente ha adquirido durante su vida para contrarrestar la afectación de su TDAH en su vida o en día a día. La terapia de comportamiento cognoscitivo es una forma de tratamiento que ayuda a la gente a hacer cambios concretos en sus vidas. Hay un enfoque en la manera en que la persona piensa y las actitudes que afectan sus sentimientos y comportamiento.
En la personas con TDAH desarrollan creencias negativas y distorsionadas hacia sí mismas las cuales intervienen en su funcionamiento. Esto hace que el riesgo de presentar ansiedad o depresión sea mas frecuente que en la población normal, de hecho la co morbilidad de ansiedad y depresión afecta a muchos adultos con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad. La terapia cognoscitiva ayuda a la gente a examinar las creencias que traen cargando en la espalda y enseñarles estrategias que las contrarresten. Con frecuencia la autoestima es baja y deriva en actitudes que desarrollan como resultados de los síntomas que les pueden causar más daño. La terapia cognoscitiva puede ser especialmente efectiva cuando se dirige a estos temas.
La terapia cognoscitiva es también un método práctico de tratamiento que ayuda a los pacientes a enfrentar los retos del día a día, que les impiden tener éxito. Muchos adultos con TDAH tienen dificultad para la organización, priorización, y seguimiento de asuntos. O control del tiempo. Algunos adultos con dificultades de atención tienden a divagar, tienen problemas para permanecer en un tópico, y con frecuencia olvidan a qué se comprometieron.
Los terapeutas de comportamiento cognoscitivo usan algunas técnicas que se enfocan especialmente en estos temas. Escoger un tópico o tópicos específicos para trabajar en cada sesión es una de las metas de la terapia cognoscitiva. Determinar lo que el tema del que se discutirá con el paciente, cómo él está trabajando en eso, y cómo evaluar su éxito en todos los temas del tratamiento. Se desarrollan metas claras y pequeñas y con frecuencia se verifican los cumplimientos de las metas. Esto previene que se pierda el hilo e ir brincando de uno a otro tema, lo cual puede interferir negativamente en el tratamiento.
El enfoque de la terapia de comportamiento cognoscitivo empuja a los terapeutas a tomar algunos aspectos de semanas previas para estar evaluando continuamente el progreso. Esto puede ser extremadamente útil para los adultos con TDAH quienes fácilmente pierden el camino en sus metas de largo plazo y se enfocan en cualquier cosa que los presiona en el momento. Al trabajar con un terapeuta cognoscitivo, le recuerda al paciente que atienda áreas de éxito que también necesitan redefinir estrategias para ayudarlos a terminar con las tareas incompletas.
Un método frecuentemente usado es ayudar a los adultos a que terminen sus tareas. En una sesión, realizamos una lista de las tareas que la persona desea completar en la semana. (Trabajo, relaciones sociales etc.) El paciente escoge en cuáles tareas trabajará primero. Dividimos cada tarea en componentes más pequeños para facilitar el trabajo. Si le preguntamos al paciente cuánto tiempo espera tardarse en hacer esa tarea. Los adultos con TDAH se caracterizan por estimar mucho menos tiempo del necesario para una tarea, entonces les tenemos que pedir que agreguen más tiempo al tiempo estimado por ellos. También hemos de pedirle al paciente que prediga los obstáculos que puede encontrar en el camino hacia el término de la tarea. Valorando conjuntamente los métodos para enfrentar esos obstáculos. Estos métodos cognoscitivos le ayudan al paciente con TDAH a ser más realista acerca de sus compromisos en tiempo. Examinar los obstáculos le ayuda a alguien con déficit de atención a planear maneras de enfrentar los retos antes de que la impulsividad haga más grandes los obstáculos que mencionó en su tarea.

El tratamiento con terapia cognoscitiva deben trabajar con los clientes en examinar sus sistemas de creencias o sus pensamientos negativos cuando encuentran una dificultad son: “Soy un perdedor” “Nunca lograré hacerlo”, cuando un paciente nos dice esto tenemos que pedirle que haga una lista de sus pensamientos acerca del problema. Es muy frecuente que nos diga cosas negativas sobre sí mismo en lugar de hablar sobre el problema y sus obstáculos que encuentra
En la entrevista, escribimos esos pensamientos. Esto ayuda al adulto con TDAH a darle un lugar a todas las ideas negativas que rodean su cabeza. También le proporciona una oportunidad de sintonizarse hacia esos pensamientos y cómo le afectan. No es usual que un adulto con TDAH evite hacer caso a estos pensamientos automáticos que retrasan la terminación de una tarea por los sentimientos negativos acerca de sí mismo. Poner en papel esos pensamientos explícitamente, es el primer paso para contrarrestarlos.
Los adultos con déficit de atención tienden a rendirse fácilmente cuando los obstáculos llegan. Esto les dificulta el seguimiento de sus compromisos con otros y consigo mismos. La terapia cognoscitiva les proporciona herramientas para que enfrentar los obstáculos mediante la enseñanza de formas realistas y no distorsionadas de hablarse a sí mismos acerca de las dificultades que encuentran.









2 comentarios:

Maripaz Brugos dijo...

Juan Antonio, no sabia que tenias unos blogs tan interesantes...

Aquí me tienes como tu más fiel lectora.

Un abrazo

Juan Antonio Arance Maldonado dijo...

muchas gracias