viernes, 21 de febrero de 2014

Solo se detectan dos de cada diez casos de hiperactividad en España


“Aproximadamente hay 300.000 niños en España con TDAH y menos del 20% están detectados y diagnosticados” reconoce César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica Universidad de Navarra y coordinador del Plan de Acción en TDAH, también llamado ‘Proyecto pandah’. Se trata de una de los principales problemas que pretende solucionar este plan, que se pondrá en marcha dentro de tres años pero que ya ha presentado los primeros resultados de uno de sus trabajos.
"Un niño hiperactivo no nace con frustración sino que ‘aprende’ a tirar la toalla"
Se trata del Estudio del Conocimiento de la Población General sobre el TDAH, a partir del cual se extrae que el 70% de los encuestados lo asocia erróneamente solo con los niños y únicamente el 25% sabe que también afecta a los adultos. Además una de cada tres personas atribuye este problema al entorno familiar o escolar.
También se desprende de los datos del estudio que una cuarta parte de la gente piensa que desaparece a edad adulta y uno de cada tres desconoce que, si no se trata, puede tener repercusiones negativas en la vida laboral, familiar y en la seguridad personal, no únicamente en el rendimiento académico.
No hay pruebas neurológicas concretas
El objetivo del ‘Proyecto pandah’ es abordar de forma interdisciplinar este síndrome involucrando a los afectados: progenitores, educadores, asociaciones de padres y madres, pediatras, psicólogos, pedagogos, psiquiatras y sociólogos, para poder mejorar. De esta forma se puede afrontar el problema desde diversos frentes para solucionar “el retraso diagnóstico medio existente, que es de seis años, cuando en otros países de Europa no llega a cuatro” explica Soutullo.
Isabel Orjales, profesora de Psicología Evolutiva y de la Educación de la UNED, con 20 años de experiencia en el trastorno, puntualiza en declaraciones a SINC que en España “el diagnóstico es médico, no interdisciplinar. Son los psiquiatras quienes lo diagnostican”. Además, este problema se une a que “no existe ninguna prueba neurológica concreta para la detección real de TDAH” lo que complica aún más reconocerlo frente a la depresión, la ansiedad, las alteraciones de la conducta, la dislexia o el trastorno bipolar.
La experta explica que “un niño hiperactivo no nace con frustración, sino que ‘aprende’ a tirar la toalla porque durante mucho años se esfuerza mucho y obtiene ninguna recompensa”. Además opina que la detección temprana es esencial para paliar las repercusiones en los afectados y aclara que a la hora de diagnosticar se debe descartar que la conducta se deba a circunstancias puntuales en la vida del niño.

2 comentarios:

alberto garcia dijo...

no entiendo por qué dice la experta que no hay pruebas neurológicas para confirmar si existe el tdah.amí me lo diagnosticaron con test y con un electroencefalograma.a mí me dieron a entender que el electro es el que confirma si tienes o no,también posibles comorbilidades

Juan Antonio Arance Maldonado dijo...

El diagnostico es clinico, con la entrevista medica podemos ver si es desde la infancia y si cumple los criterios para poder diagnosticarlo, averiguar desde que edad y como le afecta en diversas áreas.
Los test son de apoyo , con ellos reafirmamos el diagnostico de tdah, nos a vale para evaluar el grado de impulsividad , valorar el déficit de atención sostenida, valorar la capacidad intelectual que nos sirve para valorar un mejor o peor pronostico etc etc
Las pruebas neurofisiologicas, test genético, TAC, Resonancia etc son estudios cientificos para demostrar la veracidad del tdah, sus origines etc no se usan para el diagnostico ya que no hace falta y muchas de ellas son caras.
Cuando el medico tiene que hacer algún diagnostico diferencial entre el tdah y otra enfermedad realiza las pruebas que el crea necesarias, o para valorar la idoneidad o valorar contraindicaciones de algunos tratamientos farmacologicos