sábado, 1 de enero de 2011

La Automedicación relaciona el trastorno por déficit de atención e hiperactividad con adicciones.


El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es muy conocido en la infancia y hasta hace unas décadas se creía que disminuía en la adolescencia hasta desaparecer en la vida adulta.
No obstante, a partir de los años noventa se ha encontrado en diferentes estudios que el TDAH persiste en la vida adulta y, de hecho, entre un 3 y 6 por ciento de la población general presenta este trastorno, esto supone que entre el 40 y el 79 por ciento de los casos infantiles persisten en la vida adulta, presentando los mismos síntomas centrales que en la infancia: desatención, hiperactividad e impulsividad.
Al estudiar el TDAH en adultos, se ha encontrado que estaba fuertemente asociado al consumo de alcohol y drogas. Así, entre el 17 y el 45 por ciento de los adultos con TDAH presentan abuso o dependencia de alcohol, y entre el 9 y el 30 por ciento, abuso o dependencia de otras sustancias.
Además, entre el 10 y el 30 por ciento de los adultos con trastorno por uso de sustancias presentaban TDAH de niños y los síntomas del mismo han continuado hasta la vida adulta y el 20 por ciento de los adultos que buscan tratamiento para un trastorno por uso de sustancias presentan TDAH.

La relación entre el TDAH y los trastornos por uso de sustancias no está aclarada todavía y existen varias entre ellas tenemos la hipótesis de la automedicación.
El TDAH se medica con fármacos psicoestimulantes y los sujetos con TDAH consumen cocaína u otros estimulantes para automedicarse los síntomas del trastorno que sufren, ya que estos estimulantes ilegales tendrían efectos parecidos a los de las medicaciones usadas para tratar este trastorno.
Para poner a prueba esta hipótesis, se evaluaron 249 pacientes que acudían buscando tratamiento a una unidad de conductas adictivas, relacionando el posible diagnóstico de TDAH con las sustancias que consumían los sujetos. Si la hipótesis de la automedicación fuera cierta, el TDAH se tendría que haber relacionado más con el consumo de cocaína que con cualquier otra sustancia.
Otro factor o causa de la relación entre TDAH y consumo de tóxicos , está en la hiperactividad del niño o adolescente con TDAH, la busca de nuevas sensaciones junto a su déficit de control de impulsos puede hacer que el adolescente con TDAH de forma impulsiva o mas bien poco reflexiva pueda iniciarse al consumo de sustancias sin valorar el riesgo que contrae con ello. Una vez probadas esta, sobre todo el caso de la cocaína puede mantenerse el consumo a la cocaína por AUTOMEDICACION y así controlar la clínica de su TDAH
La AUTOMEDICACION, que en el caso de las adiciones supone un refuerzo mas para la adicción a la droga. Pongamos un ejemplo. Un depresivo puede tomar accidentalmente cocaína, y sin darse cuenta al ser la cocaína un euforizante va a mejorar de su cuadro depresivo, de tal forma, que puede darse consumo de cocaína en bajas dosis, no con el fin de buscar un estado euforizante, sino realmente porque el paciente depresivo se encuentra mejor de animo con el consumo de cocaína en bajas dosis. Por ello se llama AUTOMEDICACION, porque el paciente se vuelve toxicómano por que busca sin darse cuenta una mejoría de su cuadro depresivo. En el TDAH, los médicos hablamos del efecto paradójico de la cocaína en el TDAH, este fenómenos no se da en todos los pacientes con TDAH, solo se dá en algunos, puede tanbien que este fenómeno paradójico del consumo de cocaína en pacientes con TDAH se deba a que haga un consumo bajo de cocaína que en el fondo es un estimulante, mejora de su clínica teniendo un efecto relajante en vez de euforizante como es de esperar en el consumo de cocaína.
En mi blog de mis pacientes con tdah en ANTONIO EL FUNCIONARIO, que se puede ver en esta dirección http://pacientestdah.blogspot.com/2010/08/antonio-funcionario.html cuento un paciente con efecto paradójico a la cocaína. Que podría aclararnos mas fácilmente el efecto paradójico de la cocaína y entender el camino al consumo de tóxicos de un adolescente con TDAH

2 comentarios:

El paciente y tú dijo...

Hola Juan Antonio!
Somos dos universitarios, uno estudia quinto de medicina y el otro psicología. Acabamos de encontrar tu blog y nos va a ayudar a conocer más sobre la enfermedad, nos parece muy interesante! Lo seguimos!

Mira, te invitamos al nuestro también, trata sobre historias curiosas e interesantes que nos han ido ocurriendo con los pacientes:
http://elpacienteytu.blogspot.com

Juan Antonio Arance Maldonado dijo...

si he visto vuestro blog, y realmente es bueno. Me gusta